Methodex incorpora un nuevo servicio de cosmetovigilancia

Methodex, Métodos Experimentales para la Investigación Clínica, ofrece un nuevo servicio de cosmetovigilancia para sus clientes y la industria cosmética.

De este modo, Methodex amplía su gamma de servicios y sigue creciendo con el objetivo de ofrecer soluciones integrales a los fabricantes de productos de uso médico y cosmético en todas las fases de desarrollo y comercialización.

La cosmetovigilancia es la actividad destinada a la recogida, la evaluación y el seguimiento de la información sobre los efectos no deseados observados como consecuencia del uso normal o razonablemente previsible de los productos cosméticos.

Gracias a este nuevo servicio de Methodex, los distribuidores responsables de productos cosméticos cumplen con la normativa vigente en materia de cosmetovigilancia. Esto se suma a la obligación de notificar todos los efectos no deseados graves relacionados con el uso de productos cosméticos de los que tengan conocimiento.

Estos efectos no deseados pueden ser comunicados por consumidores, profesionales sanitarios o autoridades. Para ello, Methodex se sirve de su red de prestigiosos centros de investigación de ámbito nacional e internacional. Methodex también se encarga de hacer llegar las notificaciones correspondientes a las autoridades competentes.

Con este nuevo servicio de cosmetovigilancia, Methodex sigue consolidándose como compañía de referencia en el ámbito de la investigación clínica. La empresa también es especialista en ensayos de seguridad y eficacia en productos de uso médico y cosmético, así como en estudios de consumidores, servicio de soporte técnico regulatorio, consultoría estratégica para el posicionamiento del producto en el mercado y asesoramiento científico.

El principal centro investigador de Methodex está ubicado en el Instituto de Dermatología Avanzada (IDERMA), siendo este el servicio de dermatología del prestigioso Hospital Universitario Dexeus – Grupo Quirónsalud de Barcelona.